Con su primer producto Exner impulsa una nueva categoría de sidra: artesanal, 100% manzana de sidra y en botella de tercio, muy en la línea de las cervezas de moda.

Fue presentada en Berlín en 2019 tras cinco años de trabajo en la selección de variedades de manzanas muy ácidas seleccionadas en Finca Gallinal.

La familia Exner inició el 6 de octubre la cosecha de manzanas para sidra en Finca Gallinal, situada en el corazón de Asturias. La recogida se prolongará previsiblemente hasta el 24 de noviembre, aproximadamente.

Exner es la apuesta emprendedora de una familia por innovar en un sector tan tradicional como la sidra. Si hace años invirtieron en el cultivo y producción de manzana de sidra de calidad para lagares elaboradores, desde este año extienden esta apuesta a la elaboración de una sidra gourmet para atraer a los consumidores que persiguen calidad y personalidad basadas en lo natural.

Al frente están los hermanos Exner: Daniel y José Ignacio. Hijos de una asturiana y de un hijo de inmigrante alemán que se enamoró de Asturias, en 2015 adquirieron una finca de 32 hectáreas cerca de Gijón, donde plantaron 10 variedades de manzana para sidra: Finca Gallinal. “Intuíamos que había una oportunidad en cultivar y producir manzana desde el conocimiento de lo que cada variedad puede aportar a la sidra, facilitando al lagar elaborador una cosecha regular año a año y por variedades”, comenta Daniel Exner, gerente de la sociedad.

El 6 de octubre comenzó una nueva cosecha, que dura aproximadamente dos meses, de la que se calcula que se recogerán 250 toneladas, por variedades.

“Nos implicamos al máximo en la familia en todo el proceso de recolección, especialmente en la selección de manzana en el momento previo a la entrega al lagar. Es un período intenso pero muy especial, trabajamos 10 meses para este momento” comenta José Ignacio Exner, quien añade, “son 13.000 árboles plantados, aunque de momento solo el 50% está en producción”.

A finales del año pasado dieron un paso más y lanzaron una sidra muy especial al mercado: Exner Craft Apple Cider. Es una nueva marca de sidra que inaugura la categoría de sidra artesana en el panorama español: una sidra 100% mosto fermentado de variedades muy ácidas de manzana (no procede de concentrado), sin gluten, elaborada artesanalmente y en botella de tercio, muy en la línea de las cervezas artesanales tan de moda.

Premio a la mejor sidra semiseca de copa

Este mismo mes esta sidra ha ganado el premio a la ‘Mejor sidra semiseca de copa’ en el X Salón Internacional de les Sidres de Gala. El palmarés lo formaron 18 sidras y se presentaban 205 sidras de 14 países de todo el mundo. Exner Cider es una bebida que responde al concepto ‘lowxury’ (lujo asequible), y aspira a convertirse en marca de referencia en calidad entre las bebidas de baja graduación alcohólica. Tiene un enfoque similar al de otras cervezas artesanas y a algunos vinos de corte actual.

Exner Craft Apple Cider nace como una sidra gourmet tras cinco años de investigación y trabajo con variedades de manzana de sidra. No procede de concentrado como otras cider del mercado, incorpora una fina burbuja para potenciar el aroma y sabor naturales propios de las variedades seleccionadas. “El secreto está en el interior de la botella” destaca Daniel Exner. “Nuestro deseo era sacar lo mejor de la manzana para llevarlo a un consumidor que actualmente está deseando probar bebidas más naturales y puras. Creemos haberlo logrado gracias a un grupo reducido de variedades de manzana muy ácidas. Exner Cider es una sidra fina, aromática y con un equilibrio entre el dulce y ácido”, afirma Daniel.

Exner Cider es fruto de la experiencia adquirida por la familia Exner Argüero en el trabajo diario en Finca Gallinal, una “pomarada” de 32 hectáreas en el corazón de Asturias, donde se producen más de 250 toneladas de manzana de sidra de variedades acogidas a la DOP Sidra de Asturias que se suministran a cinco llagares (bodegas) elaboradores de sidra. En uno de ellos, Llagar Castañón, es donde se prensa y fermenta el mosto de manzana para Exner Cider.

Exner Cider se presentó en octubre de 2019 en la feria internacional de bebidas Bar Convent Berlín y se comenzó a introducir en diciembre. Está orientada a la venta en mercados globales. Ya se comercializa en Alemania, Finlandia, Portugal y República Dominicana y, actualmente, se está trabajando en la distribución en las diferentes regiones de España, fundamentalmente en Madrid, Barcelona y en provincias costeras. “Ofrecemos una alternativa más saludable y de mayor calidad a hostelería y tiendas gourmet”, apunta José Ignacio Exner, quien añade que “una de las grandes virtudes de Exner Cider es su versatilidad: se puede tomar en múltiples momentos del día, sola o acompañando un aperitivo, pero también ha sorprendido a algún cocinero con estrella Michelín por su capacidad para maridar con platos especialmente salados o grasos”.

Exner Cider se ha lanzado inicialmente en formato de botellín de 33 cl, se recomienda servir en copa entre 6º y 9º. “Por supuesto se valorarán nuevos formatos a medida que el mercado lo demande”, comenta Daniel Exner: “Estamos haciendo pruebas con otras variedades de manzana y formatos, manteniendo la apuesta por calidad y personalidad del producto”.

Exner apuesta por la calidad. Por eso, los hermanos Exner seleccionan las manzanas una a una para poder ofrecer un producto natural a partir de la tradición más artesana.

El resultado es una sidra envolvente, seca, equilibrada, con burbujas muy finas. En nariz se pueden descubrir intensos aromas con predominio de los herbáceos y recuerdos balsámicos. En boca es ligera, con equilibrio entre el dulce y el ácido de la variedad de manzana. Es ideal para beber en copa o mezclada en cóctel. Perfecta como aperitivo, pero también en comidas, porque marida muy bien con platos salados, mariscos y quesos.

Finca Gallinal

Fue José Ignacio Exner, hijo de inmigrante alemán quien heredó de su padre la pasión por el monte, la capacidad de observar el campo y el interés por aprender las mejores prácticas de cultivo. Tras recorrer España, le cautivó la compleja orografía asturiana. Esa tierra era el lugar perfecto para cumplir su sueño: plantar unos manzanos especiales que cuidaría a diario y elaborar con ellas una sidra única. Finca Gallinal pasó de sueño a realidad, una plantación singular en Asturias, inscrita en la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias. Son 32 hectáreas y más de 13.000 manzanos. La familia Exner conoce cada árbol y, a cada uno, le dedica un cuidado especial. Por eso, en Finca Gallinal conviven las variedades de manzana capaces de realizar las mejores sidras con el afán por extraer lo mejor de lo más natural. Exner ha sabido transmitir a las nuevas generaciones que calidad y artesanía son atributos llenos de pasión, de convicción, de compromiso y de amor por la tierra.