Ahora que vamos a tener tiempo de sobra para nosotros, ¿por qué no aprovechamos para mimarnos un poco y darnos ese cuidado que con las prisas y las ocupaciones del día a día nos olvidamos? Para animarnos estos días y darle a nuestra piel el cuidado que se merece, Clínica Sensabell nos explica cómo conseguir una piel fresca y luminosa tan solo en tres pasos:

1
Limpia la piel

Aunque no te hayas maquillado durante el día, la piel acumula suciedad y células muertas, así que debes lavar tu rostro tanto por la mañana como por la noche utilizando un jabón suave específico para tu cutis.

2
Ducha ligera por las mañanas

Aunque no te hayas maquillado durante el día, la piel acumula suciedad y células muertas, así que debes lavar tu rostro tanto por la mañana como por la noche utilizando un jabón suave específico para tu cutis.

3
Hidrátate

Tras la ducha, aplica crema corporal a tu cuerpo y usa un sérum y/o crema hidratante para tu cutis. Procura también estos días beber bastante agua. Así ayudarás a tu cuerpo a mejorar la digestión y acelerar el metabolismo. La piel y tu cuerpo te lo agradecerán.

Además de todos estos tips, los expertos también aconsejan mantener la mente activa, hacer ejercicio en casa y descansar suficientes horas para ayudar a mantener el metabolismo activo.

www.sensabell.com