Por Inma Peña.

No te desesperes. Aunque cueste imaginarlo, hay mil planes que podemos hacer estos días en casa. Tan solo hace falta pensar qué es lo que te gusta y echarle un poco de imaginación.

1

Leer un libro. O dos. O tres, si eres rápido.

Muchas editoriales, como Anagrama, Roca Editorial o Planeta, han decidido compartir estos días en abierto varios libros en formato electrónico y sumarse así a la iniciativa “yomequedoencasa”, aportando de esta manera su granito de arena. Puedes encontrar de forma totalmente gratuita libros electrónicos desde sus páginas web.

2

Tachar la lista de todas las series que te habías apuntado para ver.

Otro de los planes más apetecibles para hacer estas semanas es ir eliminando de nuestra lista todas esas series que algún día alguien nos recomendó y que apuntamos “para cuando tuviéramos tiempo”.

3

Terminar la novela que empezaste a escribir hace años.

Sí, es más común de lo que creemos. Todo el mundo tiene “esa novela” que empezó a escribir hace años y que ha dejado parada por un “atasco intelectual”. Vuelve a encender el ordenador, inspírate desde la soledad de tu casa y termina esa novela que lleva tiempo esperando esta oportunidad.

4

Hacer maratón de tus películas favoritas.

Maratón de Hitchcock, Spielberg, Scorsese, Tarantino… La posibilidad de hacer una maratón de películas de tus directores y directoras favoritos es infinita. Una por día o varias en el fin de semana. Sólo prepárate para tener un buen cuenco de palomitas delante.

5

Probar esas recetas que nunca te atreviste a cocinar.

Es el momento de ponerse el gorro y el delantal. No vas a encontrar mejor oportunidad para poner en práctica todas esas recetas de cocina que nunca te atreviste a hacer. Sorprende estos días a tu familia con platos elaborados, sabrosos y déjalos con la boca abierta.

6

Desempolvar los juegos de mesa y pasar una tarde divertida en familia

Sólo apto para las personas que no viven solas. Abre el armario de los juegos de mesa y propón una tarde divertida en familia. No hagáis trampa o el encierro puede acabar mal. Y si vives solo, no te deprimas. Queda con tus amigos por Skype y entretente con ellos. Hay millones de juegos online para jugar en tiempo real.

Aprender a tocar un instrumento, dar clases online, organizarte una tabla de ejercicios en casa, empezar a pintar o hacer un puzzle también son ideas maravillosas con las que pasar este tiempo de cuarentena. La creatividad está en ti. Sólo tienes que dejarla salir.