El invierno está aquí y con él, los platos característicos de épocas de frío; esos en los que se llena el estómago y se mantiene el calor en el cuerpo para soportar las temperaturas más bajas de la capital.

Madrid es una de las ciudades donde los planes gastronómicos tienen gran cabida y por ello, un año más, el Hotel Indigo Madrid Gran Vía y su restaurante “El Gato Canalla”, situado en la primera planta del edificio, ofrecen la mejor opción para combatir el frío: los domingos de cocido y siesta.

Desde el 1 de diciembre hasta el 1 de marzo, a partir de las 13:30 horas y hasta las 16:30 horas, se podrá disfrutar en el Hotel Indigo Madrid Gran Vía un menú castizo que incluye cocido, postre y bebida. Con un precio de 45 euros, exclusivamente los domingos, “El Gato Canalla” invita no solo a saborear uno de los platos más típicamente madrileños, sino también a vivir la experiencia de echarse la siesta en una de sus habitaciones con todo lujo de detalles.

Un plato de cocido y una siesta es uno de los planes más españoles y más apetecibles para un día de frío. Después de una comida contundente, no podría haber mejor forma de empezar la tarde que con una siesta de dos horas y media en pleno centro de Madrid.

El secreto de un buen cocido madrileño se sirve en tres vuelcos. Tres platos que se presentan en la mesa para a posteriori combinar en función de gustos. Aunque las reglas no están escritas, el cocido típicamente castizo requiere de sopa de cocido con fideos finos, garbanzos con verduras y patatas y por último las carnes. Un plato popular que tiene sus orígenes en tiempos de Al-Andalus y que ha traspasado intervalos de tiempo hasta llegar a nuestros días y convertirse, en lo que sin duda alguna podemos definir como uno de los platos más conocidos de la gastronomía española.

Una acción de lo más atractiva que invita a pegarse una buena comilona y descansar como un auténtico rey.

Hotel Indigo Madrid – Gran Vía

El hotel Indigo Madrid – Gran Vía es un hotel boutique en el que se vive una experiencia única y diferente. Gracias a su cuidado y fresco diseño, se siente la fuerza y la energía de la avenida más importante de la capital, la Gran Vía de Madrid. Un recorrido desde dentro, a través de sus murales y fotografías, sus detalles, mobiliario y espacios que te transportarán al ritmo urbano de la capital. Modernidad e innovación sumergidas en un hotel situado en pleno centro neurálgico de la ciudad.