Elegir un hotel cuando te vas de viaje es como coger de un surtido un bombón a ciegas, nunca sabes qué te va a tocar, y si te va a gustar el que escogiste. Es difícil saber de antemano si el hotel que reservaste se adaptará a tus necesidades, incluso habiendo revisado todos los comentarios y opiniones de la web de reserva. Tenemos el concepto de que el único requisito que debe tener un hotel es disponer de buenas habitaciones: una cama grande y cómoda, aire acondicionado y cuarto de baño impecable. Sin embargo, cada vez son más los hoteles que apuestan por dar un valor añadido a su servicio: incluir desayuno, almuerzo y cena en un restaurante de lujo en la planta baja del hotel.

Dentro de este número de junio de Bonus podrá encontrar un amplio reportaje sobre Navaltec, empresa especializada en comercialización de embarcaciones y motores, para los amantes de la navegación. Profundizaremos sobre los mejores restaurantes -algunos estrella Michelin- regidos por hoteles de lujo y cadenas hoteleras; ahondaremos en las tendencias gastronómicas y en alimentos que incorporaremos a nuestra futura dieta; novedades vinícolas, para los amantes del vino; y un artículo sobre el Camino de Santiago, para los más aventureros.

Este número cuenta, además, como en otras publicaciones anteriores, recomendaciones de ocio, cine y literatura para empezar el verano; y un bodegón veraniego, con lo más básico y esencial que deberá tener en su armario antes de que el calor apriete. ¡Buen provecho!

¡Descarga el número de Junio de Bonus!

Por Inma Peña