La música inspira cientos de expresiones artísticas, que abarcan desde la composición hasta la interpretación, y cientos de artistas se inspiran en otros músicos para crear versiones y temas únicos. Por eso, quienes tienen alma de artistas se inspirarán apenas cruzar las puertas del primer hotel musical de Madrid; donde sus estancias no solo invitan a relajarse y descansar, sino también a crear. Para sacarle el mayor provecho a esos momentos en los que explota la creatividad, el Barceló Imagine le ha dado un twist al tradicional servicio de room service y ha creado el primer menú que en lugar de platos sirve instrumentos musicales.

Con este nuevo servicio totalmente gratuito, los huéspedes del hotel pueden dejar que la música fluya en cualquier momento de su estancia. Con tan solo hacer una llamada a recepción, el huésped podrá tener todo lo necesario para una íntima sesión de jamming en la privacidad de su habitación.

Un oasis musical
Ubicado a tres minutos de Plaza de Castilla, Barceló Imagine ofrece a sus huéspedes estancias tematizadas que se empiezan a disfrutar desde el momento en que se ponen los pies en el lobby, donde se encuentra el icónico piano gigante de la película Big. Además, cada una de las plantas del nuevo hotspot madrileño homenajean a distintos géneros musicales, para ofrecer así a sus huéspedes experiencias únicas con la música como hilo conductor.

Cada una de sus habitaciones está diseñada bajo el máximo estándar de calidad de la cadena Barceló, teniendo siempre como prioridad el descanso del huésped y las distintas experiencias que se pueden vivir en el hotel. La decoración de las habitaciones de Barceló Imagine, así como el resto del hotel, es creación de Olga López de Vera, y tiene como inspiración cada uno de los géneros musicales que han marcado la historia de Madrid: pop, rock, disco, classic, jazz, dance y movida madrileña.