La Taberna Gaztelupe traslada un año más el popular acontecimiento donostiarra de la Tamborrada a Madrid, con el fin de reunir a los donostiarras simpatizantes de sus tradiciones la noche de mañana sábado 19 de enero. En esta velada se celebrará la cena de la víspera del “Día de San Sebastián” con un menú clásico, gorros de cocineros, canciones clásicas coreadas y batutas de comparsa para todo el que así lo quiera.

A partir de las 21.30, los comensales que se sumen a esta gala disfrutarán de un menú clásico y tradicional de la gastronomía vasca: Chistorra a la Sidra, Ensalada de pimientos rojos asados al carbón con ventresca de bonito del Cantábrico, Tortilla de Bacalao con puerro de Beasain, Rape asado a la parrilla, Chuletón de res de hierba a la parrilla y, de postre, Panchineta de hojaldre rellena de crema, regado todo ello con espléndidos vinos. Esta se trata de una ocasión perfecta para degustar un suculento banquete tradicional diseñado por Luis Martín, chef de Taberna Gaztelupe y Goizeko Kabi, al precio especial de 55 €.

Tras la izada de bandera y arranque de la Tamborrada en San Sebastián, la velada en Taberna Gaztelupe se prolongará en el ambiente festivo propiciado por el retumbar de los tamboriles, que se repartirán entre los comensales. Además, también estarán presentes los característicos gorros de cocinero para acompañar el rito musical de la Marcha de San Sebastián.

Historia de la Tamborrada

La Tamborrada es una fiesta en honor a San Sebastián, patrón de la ciudad, que se celebra cada 20 de Enero en la capital guipuzcoana.

Su origen como festividad del patrón de la ciudad data del año 1836, año en el que se unieron, por un lado, la procesión en honor al patrón San Sebastián y, por el otro, la celebración de los carnavales, dando lugar a la Tamborrada conocida hoy en día.

El 20 de Enero a las 12 de la noche, comienza oficialmente la celebración de la fiesta en la plaza de la Constitución con la izada de la bandera. En ese momento, y hasta 24 horas después, los barriles y tambores toman el mando de las calles de la ciudad al son de la Marcha de San Sebastián y otras composiciones de Raimundo Sarriegi. Ya por la mañana, a los adultos se les unen los niños con su “Tamborrada Infantil”, para completar el día festivo.

A las 12 de la noche del 21 de enero, la Tamborrada “Unión Artesana” arría la bandera en la misma plaza donde se izó y pone fin a un día de celebración ininterrumpido.