A Alqueria de la Mar se viene a comer y a disfrutar comiendo, esa es la filosofía, y el equipo de Bonus lo pudo comprobar durante tres horas en que pudimos observar de primera mano que cada uno de los integrantes del equipo tienen muy bien asumida esa filosofía, y si se les olvida para eso está Patricia Soler al frente, que como ella dice y siempre con una sonrisa (cómo se agradece) se ha criado entre fogones y ha aprendido el oficio de la mano de su padre, Rafael Soler, que también gestiona exitosamente las otras dos alquerías, Brosquil y Pou, además del enclavado en la barraca Genuina, también de la familia Soler. La filosofía es sencilla, sin embargo, les diría que estamos ante un repóquer de ases: buena atención, calidad del producto, comodidad, accesibilidad y excelente relación calidad precio.

Patricia Soler – Responsable del Restaurante

Ubicada en un entorno natural, en la partida del Arbre del Gos junto a la playa de Pinedo y a tan solo cinco minutos de Valencia por la autopista del Saler, se encuentra este restaurante que como nos explica Patricia Soler “surge siguiendo la misma estrategia que los otros restaurantes que gestionamos, una buena ubicación, en un lugar emblemático cercano a la ciudad, entre la playa y la huerta, y a partir de ahí sacar adelante el proyecto basándonos en esos cinco puntos básicos sobre los que se sustenta, creo, el éxito de un buen restaurante: una cuidada atención, calidad del producto, comodidad, accesibilidad y buena relación calidad precio”.

Como se puede comprobar lo que explica Patricia no es ningún secreto, es algo que realmente debería estar al alcance de muchos, sin embargo, no es tan frecuente como nos gustaría encontrarlo. La prueba definitiva de que en el restaurante Alqueria de la Mar hacen las cosas bien es que está siempre lleno, cualquier día del año, y en fechas señaladas hay que reservar con bastante antelación. “Además de que podemos estar muy orgullosos de llenar nuestro salón con capacidad para unos ciento setenta comensales casi siempre, lo que realmente nos alegra es ver que la gente repite y que muchos se convierten en incondicionales de nuestra casa”, añade Patricia Soler. La carta es de inspiración mayoritariamente valenciana. Lo típico es tomar dos o tres entradas para compartir y después uno de los sabrosos arroces que ofrecen. Para empezar la carta cuenta con una amplia selección de platos típicos de la cocina valenciana, como la titaina, la sepia con salsa y piñones, las clóchinas, el “revolcat de peix” (versión autóctona de zarzuela de pescados y mariscos) y algunas entradas que están fuera de carta y son exquisitas por lo que siempre vale la pena preguntar por las sugerencias del día. Fantástico el pulpo rebozado y las gambas al ajillo sobre ajoarriero.

Pero como no podía ser de otra manera Alqueria de la Mar es un lugar idóneo para tomar una auténtica paella valenciana, o el tradicional arroz a banda, por un lado, el arroz y “a banda” el pescado, tal y como manda la tradición marinera. Y al margen de esos dos clásicos las opciones de arroces son numerosas: paella de verduras, de bogavante o de marisco, arroz del senyoret, negro, fideuà, y como uno de los arroces estrella, la paella de magret de pato, boletus y foie. Eso entre los de presentación seca en paella, luego están los melosos entre los que destaca el arroz de pato, y también están el de cangrejos, el de buey de mar, el de bogavante o el de carabineros. “Todos se preparan al momento y hasta que nuestra cocina cierra a las cuatro de la tarde. Por la noche no abrimos salvo por algún evento especial, además contamos con un reservado con capacidad para unas veinte personas”, nos cuenta Patricia Soler.

Y al nivel de los arroces y de la buena selección de vinos los postres caseros, espectacular su premiada tarta de queso y el coulant de turrón blando, todos ellos decorados como si de piezas de arte, como las que se pueden contemplar en las paredes del restaurante, se trataran.

Sin duda comer en cualquiera de las Alquerías de Rafa Soler es garantía de éxito. Sobrada fama tienen tanto el Brosquil como el Pou, y ahora hay que añadir esta Alqueria de la Mar que la dirige con el mismo cariño y temple Patricia. De tal palo tal astilla.

Titaina

Sepia con habas

Pulpo rebozado

Croquetas

Coulant de turrón

Cheesecake

ALQUERIA DE LA MAR · Carrera del Riu, 399 (Antigua carretera del Saler) 46012 Pinedo, Valencia T. 963 247 172 www.alqueriadelamar.com

Por G.Peñalver