El empresario valenciano, Antonio Calero, propietario de Marina Beach Club Valencia presentó ayer, acompañado de Víctor Pérez, Presidente de FOTUR y de Javier Solsona, jefe del Servicio de Promoción y Producto de la Agencia Valenciana de Turismo, la nueva temporada de este local emplazado en primera línea de la playa de Las Arenas, con una ubicación privilegiada en la zona portuaria de la ciudad de Valencia, el complejo de ocio y restauración de referencia en la Comunidad Valenciana.

Tras dos años de andadura, Marina Beach Club se ha consolidado como uno de los mejores complejos de ocio y gastronomía del litoral mediterráneo y es el único de estas características que puede encontrarse en Valencia, ciudad que ha experimentado un despegue gastronómico y cultural sin precedentes en los últimos años. De hecho, por este enclave, pasan de media a lo largo del año, un millón de visitas, de las cuales, la mitad pertenecen a turistas nacionales e internacionales que visitan nuestra ciudad, que no quieren perderse la experiencia de disfrutar de este gran local valenciano.

Calero explicó que al caer la noche, la característica cúpula del complejo alberga el Club se convertirá en un espacio multiusos con un escenario para acoger una completa programación de entretenimiento con actuaciones en directo, conciertos y sesiones de sus DJs residentes. Durante esta nueva temporada, según explicó Calero, van a pasar por el Club, trece artistas internacionales y veintidós nacionales. Entre estas actuaciones por el Marina Beach Club se ha confirmado la presencia de cinco DJs internacionales que están entre el top cien, entre ellos Erick Morillo, Gianluca Vacchi, Jonas Blue, Luciano, Carlos Jean, Fonsi Nieto, Lara Taylor, Vicente Ferrer y Víctor Pérez.

De todos sus espacios conectados entre sí, el restaurante Marina es el que mejor refleja la riqueza de la región, haciendo un uso inmejorable de su despensa y el que demuestra que la alta cocina puede enmarcarse en un ambiente de beach club. Su carta es una hoja de ruta para descubrir, de la mano del chef ejecutivo Sébastian Gros, la auténtica cocina valenciana a través de productos selectos y elaboraciones ancestrales. Gros capitanea un equipo de 24 personas y ha renovado su oferta bajo las siguientes premisas: el producto fresco y de temporada como protagonista, y las recetas tradicionales revisadas, sin escatimar en creatividad.