Cierto es que con este clima tan revuelto (hay incluso días en que da la impresión de estar viviendo las cuatro estaciones a la vez), parece que en vez de dar la bienvenida a la primavera estemos dándole paso a diciembre. Aún así, la piel ya nos pide abandonar los cuarteles de invierno, llenar el armario de florecitas y poner nuestra maleta en marcha. Así es que, a pesar de la terca nieve se ha enamorado de marzo, este nuevo Bonus de abril es obediente a lo que marca el calendario y en casi todas sus páginas hay un guiño a la primavera.

Si han sido meses de duro trabajo y el estrés ha consumido gran parte de sus energías, la mejor recomendación que podemos hacerle es, por ejemplo, una “buena cura” en el spa balneario de Las Caldas Villa Termal. Aunque también le proponemos otros cinco spas más, este es nuestra debilidad… por su solera, ya que cuenta con un enclave natural privilegiado para combinar distintas actividades de exterior. La realidad es que cuando uno se aloja en este lujoso resort queda atrapado hasta el día de salida. Además, las instalaciones cuentan con una larga historia arquitectónica fruto de la restauración integral del Balneario de Las Caldas. Se trata de un establecimiento que data del año 1776 y que, tras un gran proceso de transformación en el año 2003, hoy ofrece un nuevo concepto que integra la salud, el deporte y el bienestar pero sin olvidar su historia. Este balneario se encuentra a sólo ocho kilómetros de la ciudad de Oviedo y sería pecado visitar la zona y no acercarse a una ciudad tan señorial como esta, así les saldrá un combinado perfecto.

¿Es usted más bien “agreste”? ¿Le hace feliz el contacto con la naturaleza y está deseando tener un hueco para escaparse a algún destino rural? Pues los paisajes primaverales son su excusa perfecta y uno en concreto, por ser el más desconocido. Y es que, si aún no conoce los campos de lavanda que forman un mar violeta en la Alcarria de Guadalajara, cerca de la localidad de Brihuega, no puede decir que lo haya visto todo ¡Ya está tardando en disfrutar de semejante deleite para los sentidos! Va a tener que pellizcarse para no creer estar en la Provenza francesa. Al final haga lo que haga no se deje vencer por lo últimos coletazos del invierno ni por lo nombres tan de andar por casa de los últimos temporales y hágame caso y cambie a Félix por las lavandas de la Alcarria.

¡Descarga el número de Abril de Bonus!

Por G. Peñalver