Estos meses de veranito deberían aprovecharlos entre otras cosas para rescatar asignaturas pendientes del último año, o del anterior, o de hace diez, para eso están el verano, las vacaciones y esos ratos muertos en los que el calor se apodera de todo, hasta de nuestros cerebros. No caigamos totalmente en el encefalograma plano. El libro que compramos y no hemos abierto todavía, el título cinematográfico que nos da rollito estival, esas series playeras que hacen que podamos ver tres episodios seguidos, así como el que no quiere la cosa, y esa música llena de buenrollismo con la que sin darnos cuenta se nos van los pies.

Tercera parte…

LIBROS

Patria, de Fernando Aramburu

Sin duda el libro del año, del pasado y de este, por ventas y por mérito literario, que por una vez van de la mano. El libro cumple su propósito de mostrar los diversos ángulos del conflicto vasco a través de la voz de los diferentes miembros de dos familias que se ven enfrentadas por la violencia de la banda terrorista ETA. Es emotivo por su sencillez y lo coloquial de sus expresiones, ese estilo le aporta frescura y logra que enganches con los personajes a pesar de la carga de dolor y tragedia que cada uno de ellos lleva a sus espaldas.

Una lectura necesaria para entender una parte de la historia que no hace mucho que pasó, con la esperanza de que algunas heridas puedan llegar a cerrarse.

Escrito en el agua, de Paula Hawkins

Vender 20 millones de libros en todo el mundo es algo que pasa, si es que pasa, muy pocas veces en la vida. A sus 44 años, la experiodista Paula Hawkins es consciente de que jamás volverá a tener un éxito como ‘La chica del tren’, su primera novela, pero seamos valientes y leamos también la segunda ‘Escrito en el agua’, thriller psicológico en el que narra la asfixiante vida en un pequeño pueblo donde una mujer aparece muerta. La hermana de la víctima regresa a la localidad y se enfrentará con sus recuerdos y sus miedos. Al igual que en ‘La chica del tren’, la memoria y la violencia contra las mujeres protagonizan una novela creada para atrapar al lector desde la primera página. No se fíe nunca de una superficie en calma, no sabe lo que puede haber debajo.

El sueño de África, de Javier Reverte

Al surcar el continente africano, Javier Reverte, prolífico periodista, emprende un camino donde a cada paso se trasluce el amor, su fascinación y su respeto por aquellas lejanas tierras. Reverte asume el papel de viajero en pos de un mito que se irá revelando a través del contacto directo con las gentes y los paisajes africanos. Este libro, que trata de la historia blanca del África negra, entrelaza las grandes y las pequeñas narraciones que surgen a su encuentro con el pasado, con las ciudades del presente, con el conocimiento
de tribus ancestrales en franco proceso de extinción…

Impregnada de lúcido realismo, de exuberante belleza y de leyenda, esta crónica revela en clave homérica que el placer del viaje, más que en llegar a un destino, consiste en enriquecerse como ser humano a lo largo del itinerario. Viajar sin viajar.

Por G. Peñalver