Javier Carrión

El mejor barista de España

En el Espacio Fórum Café de Barcelona celebrado a finales de 2016, el alicantino Javier Carrión se proclamó campeón nacional de baristas. Javier, nacido y criado en Villena (Alicante), regenta Thalys Coffee Shop junto a su familia. “La pasión por el café me viene desde niño, ya que mis padres y abuelos se dedicaban al mundo de la hostelería, así que me viene por tradición familiar”, aseguró tras el torneo, en el que participaron los campeones regionales de todo el país. Allí tuvo que preparar, en 16 minutos, cuatro espressos, dos cappuccinos decorados, y cuatro cócteles basados en el café, con y sin alcohol.

“La gente suele tomar café por el chute de cafeína, para recargar pilas y seguir trabajando; cada día la gente se va dando más cuenta de que el café es como el vino, puedes encontrar sensaciones en cada taza”, señaló Carrión.

10 TIPS para detectar si su taza de café va a ser o no algo más que una fuente de cafeína

Cómo detectar si su taza de café va a ser o no algo más que una fuente de cafeína.

¿No les parece que con el café estamos mal acostumbrados? Sin quererlo, nos conformamos con lo que nos encontramos por ahí y eso no debería ser así. Hasta que no se prueba un café de especialidad dónde se ha tenido en cuenta la recolección, el productor, el tostado y la elaboración con la maquinaria precisa, se desconoce cómo un pequeño sorbito puede ofrecer tantas sensaciones en su paladar.

Tomen buena cuenta de los factores que le pasamos a enumerar, unos más obvios que otros, a la hora de detectar si está usted o no en un coffeeshop donde aman, realmente, el café:

1 – La primera impresión cuenta: limpieza general del local. Si la costra en las paredes le quita medio metro de local cada año, olvídese de pensar como sabrán los cafés. El buen café va unido a la pulcritud.

2 – Colocación de los portafiltros: en su lugar para mantener la temperatura.

3 – Molinos de café. Si muelen el café antes de preparar la bebida perfecto. Si ya lo tienen molido en la tolba, mala señal.

4 – Calientan la leche con ruido ensordecedor incluso soltando la jarra en la bandeja, sin limpiar ni antes ni después el vaporizador. Huya antes de que acaben.

5 – Pregunte por el café que sirven. Origen, procedencia, región. Enseguida distinguirá al apasionado del café del que no lo es, o no le interesa en absoluto.

6 – Fíjese en la forma de servir. Un buen profesional tiene armonía, control. No debe correr por detrás de la barra ni ir con prisas.

7 – Échele un vistazo a la oferta de cafés del local. Orígenes de los que disponen, el tipo de blend que sirven.  Los nombres suelen hacer referencia a la región, a la finca donde se cultiva, a la variedad de café, etc.  Han de estar alerta si leen denominaciones como Premium Coffee, Daviant, Excellent, High Quality, Elite o similares.

8 – La pinta que tiene el café que le han servido. En el caso del espresso atención a la crema que se forma. Tiene que tener un color avellana o rojizo oscuro de unos 3/4 mm y densa. Colores muy claros o muy oscuros denotan sub o sobre extracciones.

9 – Si cuidan la presentación con latte art. No es garantía de buen café pero nos indica que el profesional que hay detrás de la barra tiene interés.

10 – Agudice los sentidos. Preste atención al aroma que es la antesala del sabor que tendrá el café. Saboree y paladee lo que se está bebiendo.

(Fuente: D’ Origen Coffee Roaster)

Cuando una cafetera se convierte en arte

La cafetera Moka Italiana es un icono del siglo XX. Se empezó a fabricar en los años 30 y a día de hoy sigue siendo uno de los utensilios con más presencia en los hogares y cocinas de muchas partes del mundo (sobre todo en Europa).

El modelo básico de cafetera italiana consta de dos partes que se enroscan entre sí, además de un filtro metálico y un portafiltro o embudo donde se coloca el café. Generalmente están fabricadas en acero inoxidable o aluminio. Sin embargo, Daniel Debiasi y Federico Sandri de Something Design y fans del café que saca esta cafetera, han decidido rediseñarla dentro de un proyecto conjunto con la firma de artículos para el hogar Stelton, de Dinamarca.

Una renovación de la cafetera Moka que incluye una máquina de hacer café espresso (que funciona con cocinas de gas eléctricas), una jarra de leche, un cuenco de azúcar y un molinillo para el café.  Los acabados son en negro mate y de líneas minimalistas típicas del diseño escandinavo. La estructura  interior y el funcionamiento sigue siendo el mismo. Los mangos son de roble y el molinillo de latón. ¿No les parece una obra de arte?

Por G. Peñalver