Tintorera: comer en la playa, de otra forma

Hay locales de Valencia, muchos, en los que entra uno con cierta tensión, te reciben con falsa cortesía, te acomodan en sillas que te parecen potros de tortura, y en cuanto te descuidas te quitan parte o todo tu sustento. De ahí sueles salir cabreado y mirando con inquietud el futuro a largo plazo. Sí, han acertado, me estoy refiriendo a las oficinas bancarias. Por mucho que se las intente…
Más