En verano es más fácil recurrir a la comida basura porque salimos más veces a comer fuera de casa y bebemos más refrescos azucarados para aliviar el calor, sin embargo, el verano nos ofrece un grupo de alimentos que nos ayudarán a rehidratarnos y a aguantar el calor sin que nuestro peso se altere.

1. Melón:

Esta refrescante fruta es rica en vitamina A y C y con casi el 90% de agua es la cuarta fruta más consumida del país. Asimismo, es depurativa y genera una sensación de saciedad. Perfecta para tomar de postre este verano o merendarla en la playa.

2. Sandía:

Es la fruta por excelencia de esta temporada, al igual que el melón tiene vitaminas A y C y muy pocas calorías por ración, apenas 60.

3. Pescados azules:

Con la llegada del calor su organismo reclama alimentos más ligeros, así que es el momento perfecto para apostar por pescados en vez de carnes. ¿Qué tal anchoas o sardinas para acompañar, por ejemplo, a sus ensaladas?

4. Lechuga:

La lechuga contiene una gran cantidad de minerales y proteínas y, además, tiene diversas variedades: rúcula, berro… Sirven de base para las ensaladas, un alimento con el que cuida su línea, se mantiene hidratado y, además, constituyen una potente fuente de nutrientes.

5. Tomate:

Es uno de los protagonistas de todas las ensaladas y uno de los mejores alimentos para cuidar su salud. El tomate es un estupendo antioxidante, recomendado para prevenir las enfermedades cardiovasculares y también para retrasar el envejecimiento celular.

6. Aguacate:

Esta fruta contiene vitamina B6 y ácido fólico, que ayudan a regular los niveles de homocisteína, es decir: ayudan a mantener un corazón saludable. Además, reduce el colesterol, promueve la salud ocular y controla la presión arterial, entre otras ventajas.

7. Yogur:

El yogur es rico en calcio para huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Contiene vitaminas del grupo B para mejorar el metabolismo, siendo más digestivo que la leche. A la vez cuida su salud intestinal y sus defensas, ya que contiene bacterias beneficiosas para mantener la flora bacteriana propia.

8. Zanahoria:

Lo más destacable de esta hortaliza es su contenido en betacaroteno y, por lo tanto, sus propiedades para proteger la piel y lograr un bronceado mucho más saludable. Además, son ricas en calcio, potasio, fósforo y vitaminas B, C y D, tienen hierro fácilmente asimilable por el organismo y ayudan a eliminar toxinas. ¡No se olvide de ellas durante este verano!

9. Helados:

Sin duda, el alimento que más identifica el verano. Además de estar exquisitos, si optan por helados de calidad, elaborados con fruta, pueden ser muy nutritivos. Su contenido en lácteos aporta calcio y sus azúcares tienen efectos positivos sobre el sistema nervioso, ayudando a reducir el estrés.

10. Espinacas:

Las espinacas son una fuente importante de luteína, una sustancia muy útil para proteger los ojos de los daños que causa la radiación ultravioleta. Puede optar por incluir espinacas en las ensaladas, ¡conseguirá platos muy nutritivos y refrescantes!

11.Plátano:

Esta fruta contiene grandes niveles de serotonina, melatonina y magnesio, que ayudan a relajar los músculos y a dormir de manera natural, aunque sea fuera de casa; ya que en esta época del año pasamos más tiempo fuera de ella.

12. Arándanos Rojos:

En verano, son numerosas las mujeres que sufren cistitis, los arándanos rojos son una gran solución para prevenirla, según avalan numerosos estudios; esto se debe a que poseen un alto contenido de proantocianidinas.