Si eres un amante de la buena mesa y vives o frecuentas la ciudad de Valencia, seguro que te has sentado en alguna de las mesas del restaurante Tavella.

En este post te desvelamos algunas de los secretos que hacen tan mágico a este restaurante.

A los fogones… Pablo Chirivella

La filosofía de Pablo Chirivella, cocinero del Restaurante Tavella, se centra en la “búsqueda de su origen”. Profundamente arraigado a su tierra, el recetario tradicional valenciano constituye la base de su cocina que se amplía con productos, recuerdos y experiencias de su viaje. Comenzó a cocinar en Valencia, después se trasladó a China, más tarde a Inglaterra, continuó formándose en el País Vasco de la mano de Martín Berasategui, luego en Tenerife y finalmente, durante tres años, recorrió México de norte a sur; constituyendo este último país su influencia más importante.

Después de llenar su maleta de sabores y culturas volvió a su origen, a Valencia, para emprender su proyecto más importante: Tavella.

La carta de Restaurante Tavella

La oferta gastronómica, basada en una cocina de mercado y temporada, se presenta en 3 menús:

  • El Menú Tavella, compuesto por dos entrantes, arroz seco o meloso y postre por 29 €
  • El Menú Brasa, compuesto por 3 entrantes, pescado o carne a la brasa y postre por 36 €
  • El Menú Degustación, compuesto por 4 entrantes, pescado y carne a la brasa y postre por 49 €

restaurante tavella

El recetario tradicional valenciano se convierte en la base de la cocina y la brasa en el elemento más representativo, en el hilo conductor. Para ella, se utilizan maderas de carrasca y naranjo que aportan a los alimentos un perfume natural. Así, la brasa está presente en Tavella desde los entrantes hasta los platos principales. Entre todos los platos del restaurante el pescado a la brasa se ha convertido en el más aclamado, siendo el rodaballo a la brasa el producto estrella. La carne se posiciona cada vez más como otro de los referentes en Tavella, la encontramos en las chuletas de vaca vieja de León de las razas casina y alistana sanabresa, y recientemente se han incluido a los menús distintos tipos de maduraciones, 40 y 60 días. Del mismo modo, al encontrarnos en una alquería valenciana conectada históricamente con la huerta de Valencia los arroces a leña tampoco pueden faltar, destacando entre ellos la paella.

restaurante tavella

restaurante tavella

Un lugar con mucha historia

Restaurante Tavella se sitúa en la casa familiar de Pablo Chirivella. Esta alquería valenciana, que data de final del siglo XIX, fue en sus orígenes una casa de labranza. Su propietario era Salvador Valls y Valls, bisabuelo de Pablo y Síndico del Tribunal de las Aguas de Valencia. El espacio estuvo destinado, durante casi un siglo, a la agricultura hasta que a mediados del siglo XX, la abuela de Pablo, Rosario Valls, situó en aquella alquería de la huerta una boutique de moda.

Hoy, la casa conserva inalterables todos los rasgos de su pasado; desde su estructura, pasando por sus antiguas puertas por las que llegaban los carros del campo, siguiendo por l’andana donde se secaban alimentos y tabaco, hasta lo que hoy es el reservado del restaurante que, años atrás, era la boutique de moda.

Todos los espacios de la casa se mantienen intactos reforzando esa conexión de Tavella con Valencia, su tradición y su huerta; una conexión que proviene desde el origen.

restaurante tavella restaurante tavella

Estancias del restaurante

Al tratarse de una casa, el restaurante está dividido por estancias: el patio interior que se convierte en el acceso al restaurante y que guarda un lugar preferente dentro de él para la cocina acristalada del restaurante; el antiguo salón de la casa con su chimenea de leña, su tradicional estructura, sus antiguos cuadros y la nueva bodega del bodega; la antigua cocina de la casa que conserva inalterable sus rasgos, con su antiguo banco de mármol, sus cristaleras vidriadas y su alacena; y el reservado que era la antigua boutique y se mantiene intacto conservando decoración, espejos y su gran armario.

Hoy, Tavella, fiel a su pasado, se reconvierte en un espacio volcado a la exploración de las raíces, a la cocina con tradición sobre la que se vierte creatividad y experiencia.

La nueva bodega

Desde el inicio en Restaurante Tavella no se concebía una buena oferta gastronómica sin una buena selección de vinos. Por eso, la carta de vinos ha ido creciendo del mismo modo que lo hacía el restaurante; cada vez, contando con mayor número de referencias, denominaciones de origen y países. En este camino aparece la decisión de construir un nuevo espacio en el restaurante dedicado al vino: la bodega. Con capacidad para abergar 2.075 botellas aparece como un espacio moderno, transparente y situado en un lugar preferente. Porque la bodega está ubicada en lo que se denomina como “el corazón de la casa”; es decir, en el centro del salón principal, en el centro del restaurante lo que consigue que conecte visualmente los espacios de la misma forma que la carta de vinos conecta con la oferta gastronómica.

restaurante tavella restaurante tavella restaurante tavella