Con la caída de las temperaturas, disfrutar de un buen arroz en pleno corazón de El Saler es una opción más que apetecible para disfrutar de un ratito de nuestro tiempo libre.

A la llegada de esta pedanía de la ciudad de Valencia descansa un local familiar con alma propia que deleita a todos y cada uno de sus comensales tal como si fueran familia. Hablamos, como no podría ser de otra forma, de Casa Carmina.

Su ambiente acogedor nos invita a relajarnos desde el primer instante. Unos entrantes con materia prima de primera calidad y, sobre todo, unos arroces cocinados con cariño y con plena profesionalidad harán que no queramos levantarnos de la mesa.

Si cuando termines tu almuerzo todavía tienes hueco en tu estómago, no dejes de probar los postres caseros de la casa… ¡Sin palabras! 🙂

casa carmina
Entrante de Casa Carmina
Casa Carmina
La materia prima es fundamental en el restaurante