A quien madruga… Y lo que sigue ya se lo sabe usted. A pesar de que el desayuno es la comida más importante del día, muchas veces es la que menos tiempo ocupa en nuestra agenda de infarto. Le proponemos unos cuantos lugares perfectos en los que sentarse media hora, cargar pilas cualquier día de la semana y empezar a cuidar esos hábitos alimenticios que nos convertirán en personas mucho más saludables.

Madrid – El Perro y la Galleta

el perro y la galletaSu decoración es perfecta, su música es cálida y el ambiente es totalmente cómodo para disfrutar de un buen desayuno. Con propuestas que alimentarán su estómago desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la noche, este restaurante cafetería situado frente al Retiro gana cada vez más adeptos entre los que ya lo han probado.

Una opción más que recomendable para tomar un café acompañado por lo que usted elija si se encuentra de negocios por esta zona de la capital de España.

Barcelona – Granja Viader

En los últimos tiempos la leche está ganando mala fama, pero creemos que es imposible ponerle pegas a la de esta preciosa lechería (que parece haberse quedado suspendida en el tiempo), pasteurizada por ellos mismos. Además, es un lugar de máxima importancia histórica para cualquier persona amante de los batidos de chocolate: aquí se inventó el cacaolat. También venden quesos, nata ‘de la de verdad’, embutidos y otras delicias para llevar a casa.

Valencia – Dulce de leche

desayuno-dulce-de-leche

Con larga tradición en la ciudad de Valencia, la pastelería Dulce de Leche de la calle Jesús evolucionó, ya hace unos años, en otro local situado en el barrio de Ruzafa en el que los desayunos continuaron siendo la nota dominante de su carta. Cualquier amante de los desayunos copiosos debe visitar este local de ambiente joven y aspecto vintage.

Destacan sus productos naturales, licuados y combinaciones saladas capaces de darle energía para una larga jornada.

Bilbao – Brass 27

brunch-bilbao-brass-27

Desayunos perfectos y adecuados para cada día de la semana. Para los lunes, nada mejor que su Desayuno Energía para empezar bien la semana: café o té, zumo natural y pan de centeno con tortilla francesa. Los martes, ofrecen el desayuno dulce en el que además de los básicos, incluyen su bizcocho de la tía Mar. Para mantenerse en forma, nada mejor que el Miércoles Integral, con yogurt de miel, muesli y plátano fresco. Los jueves tienen desayuno mediterráneo, con pan con tomate y aceite de oliva virgen. Los viernes, tienen la modalidad “No Stress”, que incluye croissant con Nutella o mermelada casera.